Últimas Semanas

Ya se fue enero y nos dejó muchas actividades que no os enseñamos. Os dejamos un resumen con un poco de todo. 

Nuestra manera de trabajar es así, disfrutando. Cada día algo diferente que nos ayude a crecer y a ser más autónomos.

Tenemos además muchas responsabilidades, cuidar el huerto es una de ellas y lo estamos haciendo genial. Nos espera una primavera llena de verduras.
Aunque sea invierno debemos para a hidratarnos porque con tanto juego y movimiento hay que reponerse.
Las clases de mayores van avanzando a pasos agigantados. Atrás quedaron los pequeños para dar paso a estos niños que pronto se irán al cole sobradamente preparados.
Es importante llegar a tiempo. La asamblea nos espera para explicar nuestra jornada, organizarnos y comenzar el aprendizaje. Vocabulario, cuentos, rutinas, un imprescindible del día.
La motricidad bucofacial nos sirve para mover los músculos de la cara que necesitamos para hablar. Fomentamos de esta manera que los más pequeños vayan emitiendo los sonidos con más fuerza, dándoles seguridad a la hora de comenzar a hablar.
Hasta ahora no sabíamos lo que era el pak choi, ahora sabemos que es una acelga de hojas verdes y fuerte. Revisamos cada día como crecen porque estamos deseando recolectarlas.
¡HORA DE COMER! Comienza la hora del comedor colocándonos los baberos. Tratamos de que sean ellos los que cojan los cubiertos y se los lleven a la boca. Este momento es también de aprendizaje. Coordinación, gusto, modales....todo cuenta a esta hora.
Y después de comer lo que apetece es dormir, cada uno en su camita con su sábana, por clases y en silencio. Shhhhhhh...
Estas semanas atrás hemos comenzado a trabajar las partes del cuerpo. Para ello hemos creado actividades que les ayudan con el vocabulario.
Y en enero, como no podía ser de otra manera, el invierno. Hemos trabajado con hielo, hemos rescatado animales del hielo y hasta hemos manejado barcos a través de un mar lleno de icebergs.
Ya lo hicimos en otoño y en invierno volvimos a hacerlo. Es importante que los niños vean cómo funcionan las estaciones, y para eso, nada mejor que salir al aire libro y verlo. Partir de la experiencia siempre es una ventaja en el aprendizaje.
Uno de los elementos más característicos del invierno es la nieve, pero al vivir en Sevilla se nos complicaba la explicación. Pues nada, hacemos nieve y así vivimos una auténtica guerra de bolas de nieve.
Lo importante es disfrutar, que lo pasen bien y que tengan ganas de volver. Nosotros tenemos muchas ganas de seguir creando y ayudarlos en este camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario