Lo que nos preocupa: Las caries

Hace unos días una mami me hizo llegar un enlace a un blog donde se trataba el tema de las caries infantiles. Casualmente, hace varias semanas estuve hablando con otra mami acerca de la visita de sus hijos al dentista y lo preocupada que venía con el resultado.... Ayer, otra mamá me estuvo contando curiosidades acerca de las caries, por lo que he decidido compartir todas estas cositas con vosotros.

Cada vez escucho más casos de niños en edad aún de guarde, que al ir al dentista por primera vez descubren que tienen caries.

¿Qué son las caries?

Las caries es la enfermedad crónica más frecuente en la infancia. desde la aparición del primer diente es recomendable visitar a un odontopediatra, de esta manera podemos prevenir la aparición de las caries.
Es un proceso destructivo del diente que tiene lugar como consecuencia de la desmineralización de la superficie dental. Las bacterias de la boca metabolizan la glucosa depositada sobre el diente produciendo ácido láctico, así disminuye el ph, y este ph ácido (menor de 5,5) es el causante de la desmineralización. La aparición de las mismas viene precedida por unas manchas blanquecinas como las de la foto, tomada de la web ODONTOLOGÍA PARA BEBÉS . Una web muy interesante que conviene visitar al que esté procupado por este tema.



¿Por qué aparecen las caries?

Existen multitud de factores por los que las caries aparecen, el comoponente genético es muy importante. Los padres propensos a las caries, y más si éstas se han tenido en el último año, deben vigilar detenidamente la dentición de sus hijos. 
Desde la Asociación Española de Pediatría advierten que aspectos tan cotidianos como soplar la comida de nuestros hijos cuando está caliente o probar para ver si la temperatura es correcta, influye en la transmisión de caries, además de infecciones varias. 


La alimentación es muy importante a la hora de la aparición de caries. Los alimentos con un 14% de azúcar son denominados de ALTO RIESGO de caries. En este apartado podríamos citar alimentos tan usuales en la dieta de los niños como cereales, zumos industriales, bollería, chuches....incluso el dalsy, al que todos recurrimos más veces de las que necesitamos, contiene altos niveles de sacarosa.
El tiempo que estos alimentos permanecen en la boca es importantísimo. Debemos acostumbrar a nuestros hijos e hijas a lavarse los dientes después de cada comida.
Aparte de estos factores, que se pueden prevenir desde casa, existen otros como la cantidad de saliva, el uso prolongado de tratamientos con corticoides, defectos del esmalte, etc... con los que no podemos hacer más que observar y acudir lo más pronto posible a un odontopediatra.

¿Cómo tienen que cepillarse los dientes los niños?

Lo primero que debemos hacer es ir con nuestro hijo o hija a comprar el cepillo. En el mercado encontraréis infinidad de modelos. Los bebés comienzan con el cepillo de dientes de dedo, y van cambiando a medida que le van saliendo más dientes hasta tener el modelo infantil que todos conocemos. Suelen venir de colores, con dibujitos, los hemos encontrado con música e incluso con luz. Dejadlos elegir asegurandoos que está adaptado a su edad y que las cerdas son suaves.


Una vez en casa debemos establecer la rutina de lavarnos los dientes. Lo haremos tras las comidas y debemos cepillarnos los dientes a la vez, para servir de modelo. Es más fácil si siempre lo hacéis de la misma forma, repasando todas las piezas. Podéis usar los cepillos de luz o música que os avisan de cuando deben terminar o simplemente contar una historia que dure exactamente el tiempo del cepillado. 
Os dejamos un enlace con varias propuestas de cepillos de dientes con la edad recomendada y el precio por si os resulta útil AQUí

Podemos trabajar la higiene dental en casa usando libros / cuentos con esa temática. Os dejamos una selección y un enlace a un cuento para descargar AQUí


En el cole utilizamos este cuento, que os ofrecimos en la feria del libro de Navidad, viene con un temporizador, con hilo dental para practicar:


¿Qué nos recomiendan?

Desde la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales nos aconsejan reducir significativamente la ingesta de bebidas azucaradas ( zumos envasados, refrescos...). Los menores de 30 meses NO deberían consumir este tipo de alimentos. Una alimentación libre de azúcar o con azúcar controlado ayudará a nuestros dientes.

Utilización de xilitol. Estudios recientes han demostrado que las madres que consumen más de 4 chicles con xilitol al día reducen significativamente las caries de sus hijos.

Evitar compartir cucharas, cepillos de dientes o cualquier utensilio que ponga en contacto las bacterias de la boca.

Evitar los besos en la boca a los hijos e hijas. Es un método de transmisión tanto de infección como de caries. En este apartado podemos recordar que NUNCA se debe chupar un chupete para luego metérselo al niño en la boca.

Pedir a nuestro pediatra que nos recete medicamentos equivalentes sin azúcar. La mayoría de medicamentos pediátricos contienen azúcares.

Educar a nuestros hijos en una correcta higiene dental. Enseñadles a lavarse bien, el tiempo correcto, que os vean hacerlo y sobre todo que lo incorporen a sus rutinas diarias.

Esperamos haberos aclarado dudas y sobre todo  que el post os haya resultado útil.

1 comentario:

  1. Qué interesante este tema! Ahora a ponerlo en práctica!

    ResponderEliminar